Elecciones al Bundestag alemán 2021: las mujeres objetan

Un hombre ocupa un escaño que no le corresponde en el Parlamento alemán

El miembro del Partido de los Verdes alemán Markus Ganserer fue elegido para el Bundestag (el Parlamento en Berlín) como Markus (Tessa) Ganserer en las elecciones del 26 de septiembre de 2021. Ganserer afirma ser una mujer y se hace llamar con el nombre de Tessa. Ganserer, no obstante, no solo es un hombre físicamente, sino también en términos de su estatus personal. Sin embargo, pudo presentarse en la lista electoral del Partido de los Verdes de Baviera en un puesto que tendría que haber ocupado una mujer según el estatuto de la mujer interno del partido. Ahora, Ganserer consta en el Parlamento alemán como diputada.

¿Cómo pudo ocurrir algo así?

Esto ha sido posible porque el estatuto de la mujer de los Verdes permite a cada miembro masculino del partido definirse como mujer simplemente a través de su palabra. De este modo, el partido establece la elegibilidad de los hombres para los puestos de las listas reservados para mujeres. Así fue como Markus Ganserer se aseguró la entrada en el Bundestag sin tener que cambiar su registro de sexo en virtud de la ley sobre el estatuto personal, regulada por la Ley sobre transexualidad (TSG en alemán).

Por supuesto, los Verdes son libres de establecer una norma estatutaria de tal tipo para su partido. Sin embargo, adoptar esta cláusula interna también para la designación de candidatas y candidatos a unas elecciones al Bundestag viola los principios democráticos vigentes y los principios de procedimiento que, según el Tribunal Constitucional Federal, son la base de un proceso electoral democrático (Tribunal Constitucional alemán, BVerfG, 2 BvC 2/91). Sin la nominación de Markus Ganserer en este lugar de la lista reservado a las mujeres que ahora ocupa él, ahora una mujer habría sido elegida para el Bundestag o, en general, otra persona.

La cuestión aquí no es tanto la cuota femenina, sino el hecho de que sea completamente abierta:

  • cómo habría procedido entonces la asamblea de Los Verdes de Baviera
  • si Markus Ganserer se habría presentado entonces y en qué lugar
  • si habría tenido la oportunidad de conseguir un escaño en el Bundestag a través de un puesto alto en la lista.

Por ello, numerosos partidarios de la iniciativa Geschlecht-zaehlt.de (el sexe compta) han presentado una objeción contra la validez de la elección de Markus Ganserer al Bundestag alemán. En Alemania, cualquier persona con derecho a voto puede presentar una objeción contra la validez del resultado de las elecciones al Bundestag y hacer que se examine.

Nombre masculino en la papeleta de voto, y sin embargo consta como mujer

Markus Ganserer, ingeniero forestal de Núremberg, se presentó en la lista de Baviera de Los Verdes para las elecciones al Bundestag de 2021 en el puesto 13, un lugar en la lista reservada para una mujer. Markus Ganserer es, como hemos dicho, un hombre en cuanto a su estado civil y también físicamente, y no quiere cambiar este estado según la ley actual, como se pudo leer en Der Spiegel, entre otros.

Sin embargo, antes de las elecciones al Bundestag, el Comité Electoral del Estado de Baviera había dictaminado que Markus Ganserer no podía presentarse solo con el primer nombre que se había dado a sí mismo, Tessa. Solo se le permitió presentarse a las elecciones con el nombre de „Markus (Tessa) Ganserer„, lo que es pertinente según la ley del registro civil.

Mucha gente pensó que este sería argumento suficiente para que Ganserer se tuviera que presentar como el hombre que es. Pero ni mucho menos: las autoridades electorales y las oficinas de estadística a nivel estatal y federal inscriben a Markus Ganserer como mujer, y quieren seguir haciéndolo. ¿Por qué? Porque en la Ley electoral federal, que fue aprobada en 1956, a pesar de que ha sufrido muchas modificaciones, el sexo se deduce de los nombres de pila hasta el día de hoy, porque nadie podría haber imaginado un caso así hasta ahora. Se trata de un espacio en blanco ocasionado por la historia, ya que nunca antes un candidato había afirmado simplemente ser del sexo distinto al comprobado al nacer.

El abuso de la cuota femenina por parte de los Verdes vulnera los principios electorales

El estatuto de la mujer del Partido Verde dice:

«La participación igualitaria de las mujeres en la política es un objetivo político de Bündnis 90/Die Grünen (Los Verdes). La cuota mínima de cargos y mandatos es uno de los medios para lograr este objetivo. El término „mujer“ engloba a todas las personas que se definan de esta manera.
(Preámbulo)
Al menos la mitad de los miembros de todos los comités de Bündnis 90/Die Grünen (los Verdes) y de los comités que sean nombrados por Bündnis 90/Die Grünen deben ser mujeres, reservándose los puestos impares para las mujeres en las elecciones de listas de partidos o propuestas electorales (cuota mínima)».

Aunque en la legislación alemana no es posible la autodefinición del sexo, en su partido los Verdes pueden permitir que un hombre figure como „mujer“. Sin embargo, al designar candidatas y candidatos para unas elecciones al Bundestag, esta norma y sus consecuencias contradicen el principio de la democracia y esto viola los principios electorales según el artículo 38 (1) frase 1 de la Ley Fundamental alemana (Grundgesetz). Si los Verdes no hubieran permitido que Markus Ganserer se presentara como mujer, una mujer habría obtenido este puesto en la lista.

Las autoridades electorales aceptan lo que los partidos les presentan

El Comisario Electoral Federal y las Oficinas de Estadística de los Estados federales se aceptan la información que les presentan los partidos sobre las candidatas y los candidatos de sus listas del Estado federal. Para las estadísticas representativas, se utiliza el nombre de pila de la persona para inferir su sexo.

Según el artículo 39 párr. 1 n.º 2 del Código Electoral Federal, la indicación del nombre de pila de un candidato se basa en la autodeclaración del candidato entregada a la persona de confianza del partido responsable (artículo 22 de la Ley Electoral Federal). Al presentar sus listas a la autoridad electoral, los partidos deben añadir además la información de la oficina de registro local. Este documento certificado muestra, entre otras cosas, los nombres oficiales de la persona.

En el caso de Markus Ganserer, la discrepancia entre el nombre de pila dado por los Verdes y el documento oficial debió hacer que el Comité Electoral del Estado de Baviera tomara cartas en el asunto y ordenara que había que poner el nombre de pila „Markus“ y añadir „Tessa“ entre paréntesis.

La Oficina Estatal de Estadística de Baviera informó después de una consulta:

«Por principio, la ley electoral no reconoce ninguna distinción entre los sexos. Markus (Tessa) Ganserer figura aquí, de acuerdo con su propia imagen, con el sexo femenino en futuras publicaciones estadísticas».

El Bundestag acepta la autodefinición de sexo del Partido Verde sin ninguna base legal

El Bundestag, por su parte, adopta los datos del registro de los candidatos electorales. La administración del Bundestag expide las tarjetas de diputado, que también incluyen ciertos derechos especiales para los diputados, sobre la base de una autodeclaración de los diputados. La administración del Bundestag declaró tras una petición por nuestra parte:

«Desde hace muchos años, el uso de los nombres de los diputados en los documentos parlamentarios, las listas y las tarjetas de identificación de los diputados se basa en gran medida en los deseos personales de los diputados. Inmediatamente después de las elecciones al Bundestag, la administración del Bundestag elabora una lista con los nombres de los nuevos diputados elegidos basándose en la lista de candidatos del Comisario Federal de Elecciones. Por regla general, varios diputados presentan entonces solicitudes de cambio, que también se suelen aceptar.
En el caso de la Sra. Ganserer, no fue necesario ningún cambio porque la lista de candidatos electorales que se basaba en los datos de registro de las autoridades municipales ya contenía dos nombres de pila. De ellos, ahora solose utiliza el nombre de Tessa en el Bundestag alemán de acuerdo con los deseos de la diputada».

El comité electoral del estado de Baviera, que decidió que Ganserer debía presentarse con el nombre de pila „Markus (Tessa)“, no habría actuado, por tanto, de acuerdo con la ley, porque el nombre de pila Tessa, del que se infiere el sexo del candidato, no podía figurar en los datos oficiales de registro de Markus Ganserer.

Esta práctica más que cuestionable, que no se ajusta a la ley, ha llegado ahora al Bundestag alemán, iniciada y perseguida activamente por Bündnis 90/Die Grünen, los Verdes alemanes.

La estrategia de los Verdes: establecer precedentes sin base legal

Los Verdes persiguen la estrategia de introducir de facto la autodefinición de sexo, aunque no existe ninguna base legal para ello. La posibilidad de autodefinir el propio sexo es la cuestión central de una „ley de autodeterminación“, que ya fue rechazada por última vez por el Parlamento en mayo de 2021. Los Verdes y el FDP habían presentado los proyectos de ley para ello.

La situación legal vigente es que el sexo legal solo puede cambiarse según la Ley sobre transexualidad (TSG). Según sus declaraciones en los medios de comunicación, esto es exactamente lo que Markus Ganserer no quiere hacer.

Los Verdes y Markus Ganserer se saltan así la ley, y el Bundestag tolera esta prevaricación y la mantiene, registrando a Markus Ganserer como diputado femenino.

La estrategia de los Verdes de hacer que un hombre se presente como mujer y que entre en el parlamento aprovechando un hueco en la ley electoral que se debe a la historia tiene otro objetivo. Hay que acostumbrar a la población y a los medios de comunicación a que se redefina la categoría de sexo en nuestro ordenamiento jurídico: ser mujer o ser hombre ya no debe basarse  en características físicas y biológicas objetivamente determinables, sino en una „identidad de género“ o „identidad de sexo“ basado en un sentimiento subjetivo que se alimenta por estereotipos y clichés de los dos sexos.

Todas las estadístias sobre el procentaje de mujeres en el Parlamento alemán son falsas y siguen siéndolo

A pesar de que, según la decisión del Comité Electoral del Estado de Baviera, Markus Ganserer solo pudo presentarse a las elecciones añadiendo su nombre de pila legalmente válido, las autoridades electorales federales y estatales lo incluyen en sus estadísticas con el sexo femenino. Según la información de la Oficina Estatal de Estadística de Baviera, Markus (Tessa) Ganserer seguirá figurando como mujer en todas las estadísticas:

«… también se publican estadísticas por separado sobre los resultados de las elecciones al Bundestag de 2021 en Baviera, en las que se enumeran los diputados bávaros, en particular, según su sexo. A este respecto, nos remitimos en particular a la siguiente publicación sobre las elecciones al Bundestag de 2017:
https://www.statistik.bayern.de/mam/produkte/veroffentlichungen/
statische_berichte/b7144c_201751_25324.pdf.
La publicación del correspondiente informe sobre BTW 2021 (elecciones al parlamento alemán), en el que Markus (Tessa) Ganserer figurará como mujer, tendrá lugar dentro de unos meses. Además, ofrecemos información en nuestra publicación „Las mujeres en las estadísticas electorales“.
(https://www.statistik.bayern.de/mam/produkte/publications/
statistical_reports/b7000c_202051.pdf).
Asimismo, llamamos su atención sobre una reciente publicación del Comisario Federal de Elecciones en la que se registra a Markus (Tessa) Ganserer como mujer:
https://www.bundeswahlleiter.de/dam/jcr/a15985ef-8772-48ca-8a72-f518bf6bca81
/btw21_sonderheft.pdf»

Con su práctica, las autoridades electorales a nivel federal y estatal se contradicen: por un lado, destacan que la ley electoral no distingue entre sexos. Por otro lado, un candidato varón figura como mujer solo por su nombre de pila que se ha dado él mismo y que no es legalmente válido. De este modo, el Comisario Electoral Federal y todas las oficinas de estadística participan en la falsificación de los resultados electorales y de las estadísticas sobre el porcentaje de mujeres en el Parlamento.

Las mujeres objetan

Las acciones de los Verdes equivalen a un fraude electoral. El mandato de Markus Ganserer en el Bundestag debe ser retirado, ya que se le preservó bajo falsos pretextos.

Las actuaciones del Bundestag son indignas de un parlamento democráticamente legitimado y dañan gravemente la confianza de la sociedad en el Estado de Derecho. De este modo, todos los esfuerzos por aumentar el porcentaje de mujeres en los órganos políticos son llevados al absurdo al más alto nivel. Esto contradice el mandato del Estado, según el artículo 3 de la Ley Fundamental, de promover la igualdad entre mujeres y hombres.

Numerosas mujeres han interpuesto un recurso de objeción ante la Comisión de Control Electoral del Bundestag alemán, de conformidad con el apartado 2 del artículo 2 de la Ley de Control Electoral contra la elección al 20º Bundestag del 26 de septiembre de 2021 en el Estado Libre de Baviera, en cuanto se comprobó que Markus Ganserer fue elegido con la propuesta electoral de Bündnis 90/Die Grünen (Los Verdes) en el puesto de la lista nº 13.

Català | English | Français | Deutsch

Sobre la initiativa